viernes, 13 de noviembre de 2009

Algunas claves del nuevo Código Penal

Francisco Caamaño y María Teresa Fernández de la Vega

Delincuentes sexuales y terroristas siguen siendo el objetivo prioritario de la reforma del Código Penal aprobado reciéntemente por el Consejo de Ministros, que endurece notablemente la respuesta penal por agresiones sexuales cometidas sobre menores y trata de superar los problemas de prueba que impiden imponer fuertes condenas a sujetos adoctrinados en el terrorismo islamista. El Ministerio de Justicia pretende dar respuesta a la "demanda social de un tratamiento individualizado" para este tipo de delincuencia. ... leer más


CLAVES

- Captar y adoctrinar a terroristas también es delito. Entre los delitos terroristas se introduce por primera vez de forma expresa el "adiestramiento, captación, adoctrinamiento, integración o participación en organizaciones o grupos terroristas", así como la "financiación del terrorismo". Hasta ahora, estas acciones estaban recogidas de forma muy genérica en el capítulo de delitos terroristas del Código.

- Diez años de libertad vigilada después de la cárcel. Los "delincuentes más peligrosos" podrán ser sometidos a control judicial tras cumplir la pena de prisión. Esa segunda pena de libertad vigilada -que incluirá la prohibición de residir cerca de las víctimas- será "obligatoria" en el caso de violadores y terroristas, y tendrá una duración máxima de 10 años. En el primer proyecto de ley, el año pasado, el plazo era de 20 años.

- Regulación del tercer grado. Terroristas, pederastas y miembros de bandas organizadas tendrán más difícil acceder al tercer grado (sólo lo obtendrán tras cumplir la mitad de la condena), mientras que para el resto de delitos ese régimen será "más flexible, permitiendo que la pena sea compatible con la rehabilitación social del delincuente en cualquier periodo de cumplimiento".

- Los asesinatos terroristas no prescriben; para el resto se eleva el plazo mínimo. Los delitos terroristas con resultado de muerte no prescribirán nunca, algo que en España sólo ocurre ahora con el genocidio, los crímenes de lesa humanidad y los de guerra. En el proyecto de ley inicial tampoco prescribían los secuestros terroristas y los atentados que produjeran lesiones graves, pero eso se ha eliminado. Por otra parte, para el resto de delitos la prescripción se endurece: el plazo mínimo será de cinco años (en la actualidad hay delitos que prescriben al año).

- Abusos sexuales y prostitución de menores. Se aumentan las penas en casos de "abusos y agresiones sexuales a menores de 13 años" y se incluye el delito de "captación" de niños para espectáculos pornográficos; contratar a una prostituta menor será delito; y, en los casos de agresión sexual, los jueces podrán privar de la patria potestad a los padres. Todo estaba ya recogido en el proyecto de ley inicial.

- Corrupción dentro y fuera de las que oculten irregularidades urbanísticas serán castigadas penalmente, y las multas por obras ilegales podrán triplicar la cuantía del beneficio. Fuera del ámbito público se penalizará el soborno entre particulares (por ejemplo, encaminado a corromper a administradores de empresas o los sobornos en el deporte).

No hay comentarios: